Belfort – Passive Drive-By

Belfort – Passive Drive-By Belfort – Passive Drive-By

Servicio inteligente para consumidores

Grand Belfort es un municipio del este de Francia con poco menos de 50.000 habitantes. La autoridad regional tiene previsto mejorar el servicio a los consumidores, entre otras cosas simplificando el procedimiento de lectura de los contadores de agua. En la región se ha implantado una innovadora solución móvil para hacer más eficientes los procesos de gestión de datos y facturación, utilizando vehículos de recogida de basura para la lectura automática de contadores.

  • drive-by Móvil vehículos de recogida (recolectores) de Basura para AMR

    300 contadores de agua Altair equipados con módulos de radiolectura fueron leídos por vehículos de recogida de basura en movimiento.

  • 30,000 Contadores de agua

    Ahora se pueden leer de forma automática y móvil diez veces más contadores en toda el área de Belfort.

  • Cada 6 meses

    La facturación se basa ahora en el consumo exacto de agua del consumidor y se realiza dos veces al año.

  • Actualizar la tecnología e infraestructura obsoletas

    Actualizar la tecnología e infraestructura obsoletas Actualizar la tecnología e infraestructura obsoletas

    Hasta ahora, los consumidores de Belfort tenían que leer sus propios contadores de agua y enviar las lecturas a la compañía por correo. Esto a menudo provocaba errores de transcripción y datos obsoletos o incorrectos, lo que a su vez daba lugar a largos tiempos de procesamiento. Los costes causados por la incapacidad de detectar fugas también eran innecesariamente elevados.

    Las autoridades municipales encargaron a Diehl Metering France que propusiera una solución de lectura automática de contadores (AMR) adecuada para la zona metropolitana de Belfort con el fin de comprender mejor las necesidades de los residentes, descartar manipulaciones indebidas y simplificar el proceso de facturación.

  • Utilizar tecnología de medición para combinar dos servicios públicos

    Utilizar tecnología de medición para combinar dos servicios públicos Utilizar tecnología de medición para combinar dos servicios públicos

    Grand Belfort eligió una solución móvil pasiva para lograr un sistema eficiente de gestión del consumo: vehículos de recogida de basura para AMR

    En 2014 se puso en marcha un proyecto piloto: durante la fase de prueba de tres meses, se equipó un vehículo de recogida de basura con una antena y un receptor RDC, y se equiparon 300 contadores de agua ALTAIR V4 con módulos de radiolectura IZAR. El sistema alcanzó un rendimiento del 97% en la lectura de contadores. Los datos analizados también permitieron detectar fugas con mayor rapidez. A raíz de estos excelentes resultados, la autoridad municipal decidió ampliar el proyecto en colaboración con Diehl Metering.

    Actualmente, los 30.000 contadores de agua del distrito de Grand Belfort pueden ser leídos dos veces al mes por unos doce vehículos especialmente equipados que circulan a velocidades de hasta 50 km/h. Estos datos se utilizan conjuntamente con el software IZAR@NET para proporcionar análisis de consumo y advertencias, y para optimizar la red de distribución.

    Los contadores de agua tradicionales se pueden actualizar fácilmente en cualquier momento para permitir lecturas móviles o de tipo tradicional.

  • Facturas basadas en niveles de consumo actuales

    Facturas basadas en niveles de consumo actuales Facturas basadas en niveles de consumo actuales

    Hemos estado usando la solución de radiolectura durante algunos años desde que actualizamos los contadores que habíamos estado usando durante más de 15 años. Desde 2016, el municipio también ha estado invirtiendo en preparativos para futuros proyectos de regeneración con la esperanza de acelerar las cosas.

    Antoine Burrier, Jefe de Suministro de Agua Potable y Tratamiento de Aguas Residuales en Grand Belfort

    Los contadores inteligentes y la transmisión de datos por radio eliminan la necesidad de un acceso directo a los contadores y las lecturas manuales, al tiempo que minimizan la mano de obra y los gastos. Los sistemas también son increíblemente fáciles de instalar o actualizar, por lo que estas tareas también se pueden realizar a corto plazo. También se detectan rápidamente fugas, pérdidas de agua y contadores bloqueados, así como aumentos o reducciones inusuales en los niveles de consumo.

    El sistema también hace que los cálculos de consumo pasen a ser cosa del pasado, ya que los datos pueden transmitirse al sistema de facturación del municipio inmediatamente. Además, el proceso de facturación real puede ahora tener lugar dos veces al año y siempre se basa en cifras de consumo real.